Chiste Fuertes

Rellena los siguientes campos para enviar este Chiste por correo.

Son unas monjas confesándose. La primera le dice al cura: -"He visto el pene de un hombre" -"Bueno hija, reza quince padres nuestros y lávate los ojos con agua bendita a la tina". La segunda de la fila dice: -"He tocado el pene de un hombre con mis manos". El cura le manda rezar veinte aves marías y lavarse las manos en la tina del agua bendita. La cuarta se cuela y dice: "Confiéseme a mi primero, que yo no me enjuago la boca donde esta se va a lavar el culo".